Cómo abordar el IoT y la industria 4.0

Cómo abordar el IoT y la industria 4.0

Publicado hace 4 meses

La industria 4.0 es un tema que casi ninguna empresa puede ignorar. A pesar de esto, o quizás a causa de ello, existe incertidumbre sobre cómo abordarlo.

Hace algún tiempo, el director gerente de una empresa mediana en el sur de Alemania me preguntó espontáneamente: "¿Cómo deberíamos abordar el tema de Internet de las cosas (IoT) y la Industria 4.0 en nuestra empresa?" Esta conversación no tuvo lugar en un contexto empresarial, él y yo somos conocidos, así que comprensiblemente traté de buscar una respuesta neutral. No quería que pensara que estaba tratando de venderle nuestros propios productos. Tampoco sabía mucho sobre la empresa en sí. Supuestamente, están operando un sistema SAP ERP que funciona bien y, según mi conocido, los flujos de trabajo y los procesos están perfectamente orquestados. Dando un paso más allá, querían abordar el tema de IoT e Industria 4.0, pero ¿cómo?

Probablemente, un buen lugar para comenzar sea primero tomar conciencia de sus propios motivos. ¿Es el miedo a quedarse atrás porque los competidores ya están más adelantados en esta área? ¿Es un entusiasmo (intrínseco) por la tecnología y las nuevas oportunidades entre los empleados? Por muy buenos que puedan ser los impulsos externos, se recomienda mirar primero a la propia compañía y tomar conciencia de las propias fortalezas y debilidades.

IoT se caracteriza en particular por el hecho de que los procesos se pueden optimizar y automatizar, es decir, hacer que sean inteligentes mediante la tecnología. Entonces, debemos preguntarnos: ¿Qué procesos tienen actualmente las mayores pérdidas de eficiencia, las deficiencias más graves? ¿Dónde está la necesidad más urgente de transformar? ¿Dónde se pueden realizar mejoras mediante el uso de IoT? Si los datos se generan a través de soluciones de sensores en red o se leen desde los controladores es de importancia secundaria, y la tecnología también lo es. Necesitamos alejarnos de las palabras de moda y acercarnos al valor real.

Empiece poco a poco y aprenda de ello
El segundo paso es tomar sus ideas y presentarlas a alguien que tenga suficiente conocimiento de implementación con IoT, alguien que tenga experiencia en lo que funciona y lo que no. Luego pueden someter las ideas a un análisis de viabilidad. Además, es aconsejable crear una secuencia de complejidad para estimar, evaluar y comparar el esfuerzo asociado con cada idea o concepto. Según la hoja de ruta resultante, puede tomar una decisión informada sobre si desea abordar un proyecto de IoT o Industria 4.0 por su cuenta o con un socio, teniendo en cuenta su propia disponibilidad o utilización de recursos.

Para empezar, debes elegir un proyecto pequeño y ágil y luego aprender de él. Entonces se pueden definir e implementar los siguientes pasos. El monitoreo de condición a menudo se elige como un escenario de entrada, es decir, el monitoreo de condición de máquinas y sistemas en la propia producción o de productos utilizados por los clientes. De esta forma, se pueden obtener los datos relevantes, el proyecto se puede reajustar, evaluar y, si es necesario, complementar. Cuantos más datos acumule este proceso, mejor podrán las empresas identificar correlaciones, por ejemplo, entre ciertos parámetros operativos y fallas.

Una vez que se ha recopilado una cantidad suficiente de datos, tiene sentido comenzar a trabajar con algoritmos o inteligencia artificial para que la información no solo le brinde correlaciones retrospectivas, sino que también le permita predecir desarrollos (probables) con anticipación. Además, puede comenzar a poner los datos técnicos recopilados hasta la fecha en un contexto comercial combinándolos con datos ERP. Así es como se pueden desarrollar nuevos servicios y modelos de negocio.

Esa fue más o menos mi respuesta. Todavía estoy en contacto con dicho conocido, ahora también profesionalmente. Después de todo, es difícil desconectar al director de ventas que hay en mí.

© 2021 Hub Digital, Todos los derechos reservados